2021. Otra forma de dar color...

 Empiezo 2021 con otra forma de dar color...

Si hasta ahora siempre había buscado un toque realista a mis dibujos, a partir de este año me he decantado definitivamente por pintarlos en modo "comic". Es decir, prescindiendo de la busqueda de cualquier realismo y dejando a la vista los trazos originales de lápiz...

De este modo me aferro a la idea original de "dibujos de coches" y me alejo definitivamente del modo de pintar que seguía hasta ahora, con brillos y sombra imposibles y que nunca me convencieron del todo...

Esta nueva forma de pintar no es de este 2021, sino que ya a mediados de 2020 empecé a tantear con esta otra opción... 

Este 2021 ha sido solo la reafirmación de este nuevo modo de dar color. Y que todavía estoy aprendiendo...

 

Este dibujo de arriba refleja lo que vengo diciendo: Los trazos de lápiz original no se han borrado, dando al diseño un aspecto más de comic y menos de gran diseño realista...

Se trata de una furgoneta de reparto rápido fuera de toda norma aerodinámica. Compuesta de 4 cuerpos unidos por un chasis central de aluminio y un aspecto poco común. Como me gusta... Muy Adpang!


En otro dibujo más dinámico, la pinto de los colores del supermercado al cual voy a hacer la compra habitualmente...

Este otro sería una nueva interpretación del Toyota Laure, modelo que ya había hecho hace años... Se trata de un modelo especial dedicado a mi hija Laura y al coche que ella quisiera conducir en un futuro.

Es dificil hacer un diseño de micro-coche sin caer en la lineas del Smart Fortwo (que me parecen muy muy buenas)
 

Por ese motivo recurrí a unos trazos modulares en forma de segmentos, para darle un perfil lo más alejado posible a las lineas del Smart.

No está mal. Me gusta por lo diferente que se ve en comparación con el modelo Fortwo.

 

Después salió este modelo que lo bauticé como Subaru Saiwyte:

 

Con este Subaru he seguido con este tipo de líneas modulares, claramente separadas las unas de las otras, diferenciando muy claramente las partes superior e inferior.

Revisándolo ahora, ya acabado, me doy cuenta que salío con una batalla (distancia entre ejes) algo corta, y que si hubiera aumentado un poco esa distancia, el coche se vería mejor...

 

Este otro es el Matra Hokum, una especie de versión extrema del concepto Superseven.

En este caso contaría con un motor V6 de altas emisiones y prestaciones (todo un dinosaurio, lo sé...).

Las ruedas, descubiertas, irían en los extremos del vehículo, dándole se esta forma un gran equilibrio y maniobrabilidad. 

En este caso se prescindiría de todo aquello superfluo, por lo que no contaría ni con un simple techo en su equipamiento.